Canela…

0

La canela, junto con la miel, es la única sustancia alimenticia que ni se echa a perder ni se pudre. Y, por cierto, es mucho más que un complemento culinario. Sus beneficios abarcan actividades antimicrobianas, de regulación de los niveles de azúcar o de reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos, si bien es cierto que la cantidad que solemos utilizar en la cocina, donde más bien es tratada como especia aromatizante ocasional, no llega a producir efectos terapéuticos de relevancia.

No obstante, sus aceites esenciales tienen virtudes muy beneficiosas para la salud, además de vitamina A, magnesio, vitaminas del complejo B, zinc o flavonoides, ente otros.

Su uso está muy extendido en el continente asiático, de hecho, la canela cuyo aroma es más intenso y sus propiedades más potentes es la de Sri Lanka (antigua Ceilán) de donde es originario el árbol de canela, y su aportación va más allá del condimento a los postres o salsas. Por ejemplo, elté de canela es altamente digestivo, ya que ayuda a estimular la digestión y reduce la flatulencia. Asimismo, mezclada en un vaso con zumo de limón actúa como antiséptico en las pieles con acné.

Los beneficios de la auténtica canela en rama y del aceite esencial de canela son excelentes en casos de:

•Pesadez de estomago y dificultades digestivas
•Para náuseas, vómitos y diarreas
•Como calmante del dolor muscular
•En los síntomas del resfriado y la gripe
•Y también para trastornos circulatorios

A su aceite esencial se le puede agregar, aceite de girasol o de almendras para masajes estomacales.

En la India y en Occidente a la canela se la ha considerado una planta “calorífera” ideal para combatir los enfriamientos, y como estimulante de la circulación sanguínea, en especial en los dedos de las manos y los pies, porque aumenta la temperatura de las personas propensas al frío.

Share.
%d bloggers like this: